José Viera, oficial de correcciones de Los Ángeles, se declara culpable de agresión sexual

Oficial de Correcciones de la Oficina Federal de Prisiones (BOP), José Viera, se declaró culpable de agredir sexualmente a una mujer bajo custodia federal en Los Ángeles

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA (24 de agosto de 2022) – Un funcionario penitenciario de la Oficina Federal de Prisiones (BOP) identificado como José Viera se declaró culpable de agredir sexualmente a una mujer bajo custodia federal en Los Ángeles.

La noticia de la declaración de culpabilidad salió en un comunicado de prensa del Departamento de Justicia de Estados Unidos. José Viera fue acusado de agredir sexualmente a una mujer bajo custodia en diciembre de 2020.  

El oficial trabajaba en el Centro Metropolitano de Detención -Los Ángeles (MDC-LA) antes de ser puesto en licencia administrativa en marzo de 2022. Como parte de su declaración de culpabilidad, Viera admitió que ingresó a la celda de una mujer en cuarentena por exposición e infección por COVID-19. Se suponía que iba a llevae comida a la recluso durante su tiempo en cuarentena.

No obstante, se acostó junto a la recluso antes de agredirla sexualmente. Cuando fue interrogado por el FBI y el Departamento de Justicia, Viera mintió a agentes federales sobre su mala conducta.

José Viera enfrenta hasta 10 años de prisión y está fijado para ser sentenciado el 13 de marzo de 2023.

Responsabilidad por agresiones sexuales a internos de Los Ángeles

Miles de reclusos son abusados o maltratados sexualmente durante el transcurso de su encarcelamiento. De acuerdo con el Centro Nacional de Información Biotecnológica, “las tasas de prevalencia fueron las más altas para las reclusas, con 21.2% (212 por mil) reportando un incidente de algún tipo de victimización sexual recluso sobre recluso en los 6 meses anteriores. Esta tasa fue cuatro veces y media superior a la estimada para los internos varones (4.3%)”. Las instancias de agresión sexual entre el personal y los reclusos fueron 1.6 veces mayores para las reclusas. Hay una serie de medidas que se deben tomar para evitar que los reclusos sean agredidos sexualmente. 

  • Los oficiales correccionales deben estar bien capacitados.
  • Los oficiales correccionales deben ser monitoreados adecuadamente. 
  • Nunca se debe permitir que los funcionarios correccionales permanezcan aislados con los internos.
  • Los informes de abuso de internos deben investigarse adecuadamente.

De acuerdo con el Código Penal de California 289.6 (a), es un delito que los funcionarios correccionales realicen actividades sexuales con reclusos. La ley federal también tipifica como delito el contacto sexual entre el personal penitenciario y los internos bajo 18 U.S.C. §§ 2241, 2243 y 2244. Las cárceles estatales y federales tienen la responsabilidad legal de proporcionar a los internos un ambiente razonablemente seguro. No hacerlo es una privación de sus derechos constitucionales. Si una prisión federal no supervisara a un oficial correccional que agredió sexualmente a un recluso, esto podría formar la base de una reclamación por negligencia. Hay una serie de pasos que se deben tomar después de cualquier instancia de abuso sexual de internos.

  • Se deben conservar los informes médicos.
  • Los testigos oculares deben ser entrevistados. 
  • Se debe realizar una investigación.
  • Se debe consultar a un abogado de abuso sexual.

Toda persona que sea agredida sexualmente mientras esté bajo custodia podrá tener recurso legal a través de una demanda civil. Los daños en una demanda civil pueden ayudar a cubrir salarios perdidos, facturas médicas y dolor y sufrimiento. La agresión sexual no es poca cosa. Los sobrevivientes tienden a sufrir afecciones crónicas de salud a largo plazo, incluido el trastorno de estrés postraumático. Lamentablemente, sin embargo, las prisiones a menudo lucharán duro para negar responsabilidad por cualquier instancia de agresión sexual. Un abogado de abuso sexual puede examinar todos los hechos únicos de su caso y hacerle saber cuáles son sus opciones legales.

Investigan agresión sexual a un recluso en Los Ángeles

Nosotros en Carrillo Law Firm, LLP extendemos nuestros mejores deseos a todas las personas que hayan sido abusadas sexualmente mientras estaban bajo custodia. Se supone que las cárceles son lugares de rehabilitación. Pero con demasiada frecuencia son donde van los internos para ser abusados y aprovechados. Es nuestra sincera esperanza que la Oficina Federal de Prisiones (BOP) haga todo lo que esté a su alcance para frenar todos los abusos que se llevan a cabo bajo su vigilancia.

¿Usted o alguien que ama ha sido agredido sexualmente mientras estaba bajo custodia federal? Hay una serie de leyes diseñadas para ayudarle. Nuestro equipo de abogados de abuso sexual está aquí para ayudar de cualquier manera que podamos. Nos preocupa profundamente que las víctimas sean conscientes de sus derechos y que esos derechos estén siendo protegidos. Ya sea que solo tenga preguntas legales o necesite una investigación gratuita e independiente sobre un accidente, estamos aquí para usted. Puede comunicarse con nosotros en cualquier momento al 626-349-1175.

Related Posts

Deja una respuesta