Nueva Demanda Alega Que Más de 70 Niñas Fueron Agredidas Sexualmente en Campamentos Juveniles por Oficiales de Libertad Condicional

Docenas de Mujeres Abusadas Sexualmente por Oficiales de Libertad Condicional en Todo el Condado de Los Ángeles 

sexual abuse

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA (19 de Agosto, 2022) – Al menos 70 niñas encarceladas en varios campamentos juveniles y centros de detención del condado de Los Ángeles fueron abusadas sexualmente por oficiales de libertad condicional, según una nueva demanda presentada el jueves.

Esta demanda se produce poco después de que se presentará una demanda similar en marzo, donde 20 mujeres dijeron que fueron agredidas sexualmente durante 12 años en Camp Joseph Scott – un centro de detención juvenil sólo para niñas en el condado de Los Ángeles. 

La nueva demanda alega que el abuso ocurrió entre 1985 y 2019. Numerosas instituciones fueron nombradas en la demanda, incluyendo Camp Scott, Camp Kenyon Scudder, Camp Challenger, Dorothy Kirby Center, Los Padrinos Juvenile Hall, Central Juvenile Hall y muchos otros lugares en el condado de Los Ángeles.

Un oficial de libertad condicional está acusado de abusar sexualmente de hasta 12 niñas diferentes. Los centros de detención juvenil del condado de Los Ángeles tienen una larga y espeluznante historia de estar infestados de una cultura de abuso sexual. 

Según una investigación realizada por L.A. times, 11 oficiales de libertad condicional juvenil del condado de Los Ángeles fueron condenados o disciplinados por conducta sexual inapropiada. Muchos de estos casos involucraron a niños que fueron abusados o golpeados mientras estaban bajo custodia. 

En varios casos, las víctimas eran dejadas a solas con sus abusadores, lo cual es una violación de la política estatal y del condado. Se dice que los oficiales varones tocaron a menores en libertad condicional a la vista de sus compañeros de trabajo. En algunas situaciones, a los agentes se les permitió entrar sin supervisión en los dormitorios. 

En otros casos, las jóvenes fueron convencidas para realizar favores sexuales. Las 70 mujeres que se han presentado son probablemente sólo una minoría del número total de víctimas. 

Se cree que todavía hay víctimas que aún no han compartido su historia.

Responsabilidad por Abuso Sexual en los Centros de Detención Juvenil del Condado de Los Ángeles

Las reclusas menores de edad se encuentran entre los grupos más vulnerables de nuestro sistema penitenciario. Ellas son regularmente objeto de abuso sexual, y entonces son tratadas con indiferencia después de que el abuso ha tenido lugar. No ayuda que la mayoría de los oficiales en las correccionales sean hombres. Según el Washington Post, una encuesta reciente del Departamento de Justicia reveló que alrededor del 7.1% de las jóvenes encuestadas informaron haber sido abusadas sexualmente en los últimos 12 meses. La falta de supervisión adecuada por parte de los funcionarios penitenciarios es uno de los factores que más contribuyen al abuso sexual de las reclusas. Hay muchos pasos que las instituciones correccionales deben tomar para prevenir que las menores sean abusadas sexualmente. 

  • Los oficiales penitenciarios deben estar bien capacitados.
  • Debe haber una combinación saludable de oficiales penitenciarios masculinos y femeninos en las cárceles de mujeres.
  • Los oficiales penitenciarios deben estar adecuadamente supervisados. No se les debe permitir estar aislados con las reclusas en ningún momento. 
  • Los informes de abuso deben reportarse adecuadamente e investigarse a fondo.

Es un delito que una persona participe en actividades sexuales con un menor. De conformidad con el Código Penal 288 de California, es un delito que una persona cometa cualquier acto obsceno o lascivo con un menor de 16 años. Esto incluye tocar el cuerpo del menor con fines sexuales. No es necesario tocar la piel desnuda. También es ilegal que un oficial penitenciario participe en actividades sexuales con un recluso, independientemente de la edad del recluso. De acuerdo con el Código Penal 289.6 (a) de California, “Un empleado o funcionario de un centro de salud de una entidad pública, o un empleado, oficial, o agente de una persona o entidad privada que proporciona un centro de salud o personal para un centro de salud bajo contrato con una entidad pública que se involucra en una actividad sexual con un adulto, capaz de dar su consentimiento, que está confinado en un establecimiento de salud es culpable de un delito público”. Sin importar si el interno dio su consentimiento.

Hay demasiada diferencia de poder entre un oficial penitenciario y un recluso para que una relación sexual sea consentida. Esto es aún más cierto cuando el recluso en cuestión es menor de edad. Cuando un oficial penitenciario abusa sexualmente de alguien bajo custodia, su empleador podría enfrentar responsabilidad civil por las acciones de su empleado. En términos generales, los empleadores son responsables de las acciones indebidas de sus empleados, en la medida en que esos empleados estaban trabajando dentro del curso y alcance de sus funciones laborales. Las instalaciones correccionales tienen la obligación legal de proporcionar a los reclusos un entorno razonablemente seguro. Cuando una prisión, cárcel o centro de detención juvenil no supervisa adecuadamente a los oficiales penitenciarios, esto podría constituir la base de un reclamo por negligencia. Hay una serie de pasos que deben tomarse después de cualquier instancia de abuso sexual a un recluso.

  • Se debe consultar a un abogado con experiencia en abusos a reclusos.
  • Todos los registros penitenciarios relevantes deben conservarse.
  • Se debe hacer un informe formal del abuso. 
  • Se deben revisar las cámaras de vigilancia. 
  • Se debe entrevistas a testigos.
  • Se debe realizar una investigación exhaustiva e independiente. 

California aprobó recientemente el Proyecto de Ley de la Asamblea No. 1455. El proyecto de ley entró en vigor en 2022 y amplía sustancialmente el estatuto de limitaciones respecto a cuando las víctimas de abuso pueden presentar un reclamo contra los oficiales penitenciarios. En particular, se puede presentar un reclamo dentro de los diez años posteriores a cualquier sentencia contra un oficial penitenciario. Se puede presentar un reclamo 10 años a partir de la fecha del último acto, intento de acto, o agresión con la intención de cometer una agresión sexual contra el demandante. Además, se puede presentar una demanda tres años a partir de la fecha en que el demandante descubre (o debería haber descubierto razonablemente) una lesión o enfermedad resultante de una agresión sexual contra el demandante. Muchas de las lesiones asociadas con las agresiones sexuales son psicológicas y pueden no ser obvias o fáciles de descubrir durante periodos de tiempo considerables. Estos cambios en el estatuto de limitaciones también son retroactivos.

Cualquier persona que haya sido abusada sexualmente mientras se encontraba en un centro de detención juvenil puede tener un recurso legal a través de una demanda civil. La reparación de daños en un reclamo civil puede ayudar a cubrir salarios perdidos, facturas médicas, y dolor y sufrimiento. El abuso sexual es increíblemente destructivo y dañino para el bienestar general de una persona. Esto es particularmente cierto para los niños. Lamentablemente, las prisiones, cárceles y entidades municipales a menudo lucharán con todo para negar su responsabilidad por cualquier abuso que ocurra bajo su supervisión. Por eso es de suma importancia que toda la evidencia relevante se conserve adecuadamente. Un abogado en abusos sexuales puede examinar todos los hechos únicos de su caso y hacerle saber cuáles son sus opciones legales. 

Investigación de los Abusos Sexuales en los Centros de Detención Juvenil del Condado de Los Ángeles

En Carrillo Law Firm, LLP extendemos nuestros pensamientos y oraciones a todas las víctimas de abuso que han sufrido a manos de los oficiales penitenciarios del condado de Los Ángeles. Esperamos sinceramente que los perpetradores de estos crímenes rindan cuentas por sus acciones. Además, las personas que permitieron a los perpetradores actuar también deben rendir cuentas. El abuso no ocurre de la nada. Es nuestra sincera esperanza que se tomen medidas para evitar que estos crímenes vuelvan a ocurrir. 

¿Usted o uno de sus seres queridos ha sido abusado por oficiales penitenciarios del condado de Los Ángeles? Hay una serie de leyes diseñadas para ayudarle. Las personas responsables de dañarlo pueden ser responsabilizadas a través de un reclamo civil o incluso penal. Nuestro equipo de defensores de reclusos altamente capacitados y compasivos está aquí para ayudar en todo lo que podamos. Nos importa profundamente que todas las personas sean conscientes de sus derechos y que esos derechos estén protegidos. Siempre puede comunicarse con nosotros en cualquier momento al 626-349-1175.

Related Posts

Deja una respuesta