child sexual abuse

GIANCARLO CORSI, MAESTRO DE PRIMARIA DEL VALLE DE SAN FERNANDO, ACUSADA DE AGRESIÓN SEXUAL INFANTIL

child sexual abuse

LOS ANGELES, CALIFORNIA (29 de octubre de 2022) — Un maestro de la Escuela Primaria Harding Street de 57 años con el LAUSD identificado como Giancarlo Corsi ha sido detenido tras presuntamente abusar sexualmente de un estudiante.

El Departamento de Policía de Los Ángeles cree que puede haber otras víctimas y les está pidiendo que se presenten. El LAPD emitió un comunicado de prensa y dijo que Giancarlo Corsi está siendo acusado de tocar inapropiadamente a un estudiante varias veces entre 2004 y 2005.

El maestro trabajó en escuelas del Valle de San Fernando entre 1992 y 2006 antes de regresar a la docencia en 2017. Giancarlo Corsi finalmente tomó un rol después de su hiato en la primaria Harding Street antes de ser arrestado.

Actualmente se encuentra retenido con una fianza de 2 millones de dólares. Se mantiene una investigación completa en curso en este momento.

 

Responsabilidad por agresiones sexuales escolares con el LAUSD en el Valle de San Fernando

Desafortunadamente, las agresiones sexuales en escuelas de Estados Unidos son muy comunes. Según la Asociación Nacional de Educación (NEA por sus siglas en inglés), hubo cerca de 15 mil casos conocidos de violencia sexual en escuelas K-12 en el ciclo escolar 2017-2018. Esto representa un fuerte incremento con respecto al ciclo escolar anterior. Lamentablemente, nunca se denuncian muchos casos de abuso sexual. El abuso sexual en el contexto escolar suele ser algo que tiende a suceder gradualmente.

  • Los empleados de la escuela generalmente se dirigirán a estudiantes que parecen aislados.
  • Los empleados de la escuela luego colmarán al alumno con atención o regalos. 
  • Los empleados de la escuela intentarán satisfacer ciertas necesidades en la vida de los estudiantes. 
  • Los empleados de la escuela intentarán desensibilizar al alumno hablando de sexo. 
  • Los empleados de la escuela a menudo intentarán encontrar al estudiante cuando está solo en alguna ubicación.

Está contra la ley que los maestros de escuela tengan cualquier tipo de relación sexual con un estudiante. Esto incluye casos de tocar a los estudiantes de manera sexual. De conformidad con el Código Penal de California 288, es delito que una persona cometa cualquier acto indecente o lascivo sobre un menor de 16 años. Esto incluye tocar el cuerpo de un niño con fines sexuales. El tacto no necesita ser sobre la piel desnuda. Los maestros son reporteros obligatorio y deben dar a conocer a la policía los presuntos casos de abuso sexual. Un reportero obligatorio que no denuncie ningún incidente de sospecha razonable de abuso o negligencia infantil es culpable de un delito menor bajo el Código Penal de California 11166 (c). Desafortunadamente, los maestros a menudo no denuncian abusos por temor a ser disciplinados o perder su trabajo.

Las escuelas tienen la obligación legal de monitorear adecuadamente a los estudiantes y hacer todo lo que esté a su alcance para prevenir el abuso. La gran mayoría del abuso sexual escolar ocurre debido a que los maestros no son supervisados adecuadamente con los estudiantes. Según la sección 815.2 del Código de Gobierno de California, una entidad pública como un distrito escolar puede ser responsable de un acto u omisión de un empleado de la entidad pública que trabaje en el ámbito de su empleo. Esto se ha reforzado en los casos judiciales. Considere, por ejemplo, Taylor v. Oakland Scavenger Co., 17 Cal. 2d 594 [110 P.2d 1044], “Es deber de las autoridades escolares supervisar en todo momento la conducta de los niños en los terrenos escolares y hacer cumplir esas reglas y regulaciones necesarias para su protección.” Hay una serie de pasos que se deben tomar después de cualquier instancia de sospecha de abuso sexual en una escuela.

  • Los empleados de la escuela deben ser entrevistados. 
  • Cualquier acción disciplinaria contra el maestro infractor deberá ser examinada.
  • Se debe hacer un reporte policial. 
  • Se debe buscar y entrevistar a otras víctimas. 
  • Se debe consultar a un abogado experimentado en abuso sexual.

Puede ser difícil saber por dónde empezar después de cualquier caso de abuso sexual. Pero es importante recordar que las víctimas de abuso sí tienen derechos. Tienen la posibilidad de presentar una demanda civil por daños si eso es lo que eligen. Los daños pueden ayudar a cubrir muchos de los gastos que pueden conllevar el abuso sexual. Las víctimas de abuso a menudo sufren un trauma psicológico a largo plazo y a menudo tienen una variedad de peores resultados de salud en comparación con las personas que no fueron abusadas. Un abogado de abuso sexual puede examinar los hechos únicos de su caso y hacerle saber cuáles son sus opciones legales.

Investigan agresiones sexuales escolares en el valle de San Fernando

Nosotros en Carrillo Law Firm, LLP extendemos nuestros mejores deseos y simpatías a todas las personas que pudieron haber sido víctimas de Giancarlo Corsi. Es nuestra sincera esperanza que cualquier víctima adicional se presente y hable con LAPD. Tiene que haber alguna rendición de cuentas por lo ocurrido. El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles necesita considerar seriamente una serie de medidas para ayudar a proteger a los niños y detener casos adicionales de abuso.

¿Usted o alguien que le importa ha sido abusado sexualmente durante su tiempo en Harding Street Elementary o alguna escuela en California? Hay una serie de leyes diseñadas para proteger sus derechos. Nuestro equipo de abogados compasivos y altamente experimentados en el tema de abuso sexual LAUSD y está aquí para ayudar de cualquier manera que podamos. Nos preocupa profundamente que las víctimas de abuso sean conscientes de sus derechos y que sus abusadores rindan cuentas por sus acciones. Ya sea que solo tenga preguntas legales o necesite una investigación gratuita e independiente sobre cualquier incidente, estamos aquí para usted. Puede comunicarse con nosotros en cualquier momento al (626) 542-1451. Se habla español. 

Related Posts

Deja una respuesta